miércoles, 16 de noviembre de 2011

Kedada en JUEGAME STORE

El pasado sábado acudí con mi hija Aída y mi compañero Pepe y su hija Aitana a otra edición de las famosas kedadas de Juegame Store. Esta vez ayudábamos a organizar juegos para los niños que acudieran.

Como siempre, nos lo pasamos realmente bien jugando todo el día, charlando con la gente, comiendo todos juntos... 

En esta ocasión pude probar 5 juegos que desconocía, con dispares éxitos:

  • DRAKO


Juego excesivamente sencillo en el cual tres enanos deben matar a un dragón. Te vas moviendo por un tablero y usando cartas atacas, te defiendes, vuelas, muerdes...


Tardamos 10 minutos en jugar y la verdad, el juego no tiene nada, lo que puedes hacer es poco. Digamos que si no tienes nada que hacer pasa el rato, sólo destacar la calidad de las minis. Totalmente prescindible.

  • SURVIVE


Sin duda la sorpresa de la jornada. A mi entender excelente juego, original y con buenos componentes (aunque con un precio excesivo). Juego ideal para jugar con los más jóvenes pero que tiene mucha más miga de lo que parece. El juego consiste en salvar a tus atlantes de la destrucción de la Atlántida representada por losetas. Cada turno se va quitando una loseta y el mar se hace más grande. Además el mar está infectado de tiburones, ballenas y serpientes marinas.


Mediante una tirada de dados mueves los bichos del mar y mediante 3 acciones por turno mueves tus atlantes (usando botes para cruzar el mar), además se combina con las losetas que vas quitando cada turno que en su reverso tienen eventos y acciones.


Las niñas se lo pasaron bien y la verdad es que pese a su sencillez, es un buen juego y te hace pensar. Recomendable.

  • EL HOBBIT

El gran fiasco del día... vaya castaña de juego se ha sacado el Knizia. Un juego que prometía y mucho y al que le tenía muchas ganas, de hecho llevaba intención de comprarlo ya que tengo El señor de los anillos del mismo autor (excelente juego en todos los sentidos).


Siguiendo la idea de su anterior juego Tolkiano, se trata de recorrer un camino plagado de peligros e ir resolviendo los eventos según te salgan. Esta vez en vez de usar cartas se controla el nivel de cada jugador con unos marcadores y las cartas se han simplificado a ponerles un numerito que determinar quien tiene la iniciativa de ese evento.


El problema es que lo ha hecho tan familiar y sencillo que da pena jugarlo... es casi imposible perder. Fácilmente te pones a tope de todo y nosotros jugando con las niñas destrozamos al dragón sin pestañear, era casi imposible fallar un evento y aunque falles el efecto en el dragón era muy poco, tenías que fallar muchas veces para que pasara algo. Una lástima la verdad ya que la temática es buena pero esta vez ha patinado. Totalmente prescindible.

  • NIÁGARA

Otro que me gustó mucho. Juego ideal para jugar con niños y jugable con adultos sin problemas pese a su sencillez. Llevas unas canoas por un rio que desemboca en una catarata y debes mediante el uso de marcadores, de hacerte con unos diamantes y llevarlos a la orilla.


Pese a que es muy simple, hay muchos elementos a tener en cuenta: la corriente del rio que te mueve hacia la catarata, los marcadores de acciones que no se pueden repetir hasta agotarlos, los cambios de tiempo, elementos sorpresa que pueden salir por el rio...

Hay que pensar y mucho y a demás te ríes jugando, es un buen juego para pasar un rato corto divertido, sobre todo si juegas con gente joven, no se pretende más pero se consigue. Un buen juego que se puede tener sin problema alguno.

  • KING OF TOKYO

El último que probamos fue este "curioso" juego, sencillito a más no poder pero divertido. Llevas una especie de godzila y debes pelearte con el resto por entrar en Tokyo y destruirlo. Mediante el uso de cartas y dados vas sacando eventos que hacen daño a tus rivales, te curan o te permiten coger cartas y sobre todo sumar puntos para llegar a 20 y ganar.


Se deja jugar, es rápido, sencillo, divertido pero no pasará a los anales de la historia ni mucho menos, digamos que es curioso sin más. No molestaría tenerlo pero no es un necesario.

Y por último, como siempre, las niñas se lo pasaron pipa con el crokinole:


Este no falla nunca y mira que es simple el juego, pero a Aída le encanta.
Como siempre dar las gracias a Israel por la hospitalidad y el estupendo día que pasamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario