miércoles, 4 de julio de 2012

Visita al BSC

Recientemente hice una visita de investigación al BSC (Barcelona Supercomputing Center) en la Politécnica de Barcelona. Las instalaciones son simplemente impresionantes, tanto el entorno como por supuesto los ordenadores disponibles.


Dentro pude encontrarme algunas de las joyas históricas con las que empecé a trabajar hace muchos años y que aquí están expuestas en forma de museo. Cabe destacar el viejo TIBERIO (con el que hice la tesis), que con sus 64 micros a 295Hz era en su momento un monstruo de la computación paralela:


Sin olvidarse del IBM RS-6000 que usábamos para desarrollo:


Pero sin duda la joya de la corona es MareNostrum. Un supercomputador de más de 10000 micros que proporciona una potencia de cálculo inalcanzable en otro sitio.


Y no digamos el entorno en dónde está situado, dentro de una capilla de un palacete cedido para albergarlo.


La visita fue tremendamente productiva ya que realicé 3 años de cálculo en 24 horas, lo que permitió traerme para Valencia una molécula enterita directa a un artículo, algo que aquí en Valencia hubiera tardado siglos...

Desde aquí agradecer al BSC por su gentileza y por el trato recibido y sobre todo por los recursos computacionales que me permitieron usar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario