jueves, 20 de junio de 2013

Probado DUST WARFARE

Otro juego de miniaturas que he tenido la ocasión de probar:


Juego de Fantasy Flight ambientado en una WWII hipotética en la cual el descubrimiento de una nueva fuente de energía alienígena permite un desarrollo tecnológico sin precedentes, lo que alarga la guerra y nos sitúa en 1947. Las potencias se han armado con todo tipo de artefactos y armaduras de combate, así como láser y otras nuevas armas capaces de hacer estragos, pero... todo ello ambientado en 1947, lo que le da un toque retro al juego muy bonito.


El manual es de Andy Chambers (toda una garantía) y se nutre de las mismas miniaturas que el juego de tablero DUST TACTICS (lo que le da una doble oportunidad a las mismas). Las miniaturas son de plástico "gomoso" para la infantería y plástico duro para los vehículos, lo que dificulta un poco su tratamiento y viene montadas y preimprimidas, si bien la gracia es obviamente pintarlas adecuadamente. En cuanto a su precio es correcto, similar a otros juegos y las minis se compran a través de FGG /EDGE.


El sistema de juego es muy sencillo pero no por ello pierde en modo alguno posibilidades, de hecho es sorprendente lo que da si y de que forma tan fácil. Las batallas son configurables con distintas posibilidades de despliegue, objetivos y situaciones especiales, lo que les da una rejugabilidad muy amplia y además existen multitud de escenarios prediseñados. El sistema es de turnos pero introduce algunas variaciones muy interesantes:

  • Al principio tras decidir quien tiene la iniciativa, se hace una fase de mando en la cual tus unidades seleccionadas pueden realizar una acción sin que el enemigo reaccione. Tras tu fase de mando viene la fase de mando del rival.
  • Posteriormente se realiza la fase normal en la cual las unidades enemigas que cumplan ciertos requisitos pueden reaccionar a tus disparos o movimientos mediante sus disparos o movimientos, lo que te obliga a planificar muy bien tus acciones.
  • Las acciones son sencillas: mover, marchar, disparar o disparo sostenido, y cada tipo consume una o dos acciones del total de 2 que tienes por unidad (al margen de otras circunstancias que te pueden reducir las acciones).

Resulta fundamental la moral ya que las unidades reciben marcadores de supresión cada vez que son impactadas y de reacción cada vez que reaccionan en la fase del enemigo. cada marcador te quita una posible acción de la unidad cuando te activas y te impide reaccionar al enemigo. Estos marcadores se pueden ir eliminando pero si superan el número de miniaturas, la unidad huye inmediatamente.


Además intervienen los héroes, cuya presencia cambia el comportamiento de las unidades y la gestión de los marcadores. Por lo demás el sistema es similar a otros: impactar, salvar y listo, con los bonos que te de la escenografía y alguna habilidad especial a la hora de salvar.

En general, tras una partida (este viernes más) me ha gustado mucho el juego. Es muy táctico y divertido, sencillo pero con elementos suficientes para dar vidilla a las partidas y además las miniaturas son espectaculares.... sobre todo las armaduras megatochas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario