martes, 8 de julio de 2014

Vacaciones familiares en Carcassonne y Figueres

Las pasadas pascuas, aprovechando tan merecido descanso, nos fuimos a pasar unos días por el sur de Francia y visitar Carcassonne y los castillos cátaros. A la vuelta paramos en Figueres para ver el museo Dalí. Ambas cosas nos apetecían mucho y pese al mal tiempo que nos encontramos, fue un viaje fantástico que nos permitió ver cosas muy interesantes.


La Cité amurallada de Carcassonne es impresionante. Merece la pena visitarla. Es como de cuento de hadas y te sumerges en ella paseando y contemplando sus torres y palacios. Es muy turístico y se nota, pero está en muy buen estado. Para mi una visita obligatoria.




También visitamos la ciudad y el canal que la atraviesa y sus alrededores y aprovechamos para salir a ver otros pueblos y sus famosos castillos cátaros (pero la lluvia nos fastidió un poco el plan).




Vistamos unas cuevas enormes muy famosas (dentro no llovía) y alguna que otra iglesia de los pueblos del sur de Francia.



A la vuelta de Francia nos paramos en el museo Dalí de Figueres y creo que fue lo lo que más les gustó a todas. La verdad es que es impresionante.





A las próximas y merecidas vacaciones a otro destino. Eso sí.... Francia muy potita pero muy cara.... malditos gabachos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario