lunes, 17 de noviembre de 2014

Probados Caverna Y Democracia !!

Más novedades que van cayendo. En esta ocasión dos juegos totalmente distintos. Comenzamos por la gestión de recursos tradicional:



Nuevo juego de Uwe Rosenberg (autor de Agrícola) al estilo habitual de este autor. Se puede decir que es un Agrícola a lo bestia, tanto en tamaño, peso de la caja (pesa una barbaridad...) , dificultad del juego y duración.

 
En esta ocasión a parte de animalitos varios, tenemos que gestionar la mina con los enanos para extraer de ella recursos de forma que tenemos como dos zonas de juego: la mina y los campos. Realmente te recuerda mucho al agrícola pero a mi entender corrige cosillas que eran algo raras y sobre todo aumenta las posibilidades de puntuar a lo bestia (y con ello la dificultad del juego obviamente....) pero no es más que un Agrícoa ciclado que da más juego. Supongo que jugaremos más, es un buen juego aunque no aporta nada nuevo.

El otro es una apuesta Española muy curiosa:
Juego reciente (no existe aún en la bgg) de autores patrios que de una forma amena y divertida te permite jugar la campaña a ser presidente de Españistán de una forma digamos muy actual: corrupción, compra de jueces....


Aunque el juego está un poco por pulir y los materiales son, digamos, algo cutres... me lo pasé muy bien jugando con los amiguetes ya que si te sitúas y te ríes de las situaciones es una verdadera risa la partida. Debes ir ganando votos en provincias a base de mítines, recalifaciones, compra de jueces, control de televisiones... vamos la pura realidad.

Los muy mamones de mis "amigos" nos dejaron a Miki y a mi el partido AZUL (están también el ROJO, VERDE y AMARILLO) y como se ve en la foto optamos por un toque de realidad y otro de descojono y empezamos nuestro imperio del mal con sede en CorruPPtia y Cataluña. A lo largo de la partida bajamos hasta Murcia y nos merendamos Baleares mientras los malditos rojos se comían en norte de España, los verdes el sur y los amarillos sobrevivían en Madrid de milagro.

En cuanto al juego, es uno más de mayorías para dominar zonas y cartas para hacer o eventos (algunos son muy buenos) o sacar recursos. La verdad, es muy sencillo pero te ríes y te entretienes y ese toque de "realidad" que le da jugar en Españistán tiene su morbo. 

Desde aquí animar a los autores a pulirlo y ampliarlo y me alegro de que la AMB lo financiase en su momento.