lunes, 6 de febrero de 2017

Probado por fin LE HAVRE !!!!

Después de criar polvo durante mucho tiempo... al final en la AMB nos lanzamos a probar este denso juego del tito Rosenberg...


Juego de gestión de recursos llevado al extremo en el cual tenemos que gestionar el puerto de Le Havre para obtener y comercializar productos a base de contruir y gestionar edificios que los produzcan y transformen y barcos que los distribuyan.

Ya sabíamos a priori que el juego era denso... y pardiez que lo es... hay que controlar tantas cosas que es imposible y cómo es habitual no llegas a todo. El nivel de interacción (para mal obviamente..) con los rivales es altísimo y las puñaladas traperas estaban al orden del día.



El juego es muy complejo a la hora de poder acceder a todo lo que necesitas y a las múltiples posibilidades que ofrece pero sobre todo tiene un crecimiento exponencial brutal...

Los últimos turnos son una explosión de posibilidades a lo bestia que hacen que tengas que planificar muy bien a largo plazo ya que se decide todo al final (tal vez a mi gusto demasiado determinante).

En cuanto al acabado, pues no es demasiado glorioso. El tablero son tres cartones que se deben unir y los componentes flojillos a base de fichas de cartón, las cuales por cierto hay que poner en el tablero siendo al final un caos de fichas desperdigadas por todas partes.

Euro duro y puro de los de pensar y mucho pero tal vez demasiado largo y demasido exponencial, pero aún con todo un juegazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario