martes, 5 de septiembre de 2017

Partidas veraniegas 2017

Aunque siempre es poco, al menos el verano ha dado para varias buenas partidas de juegos de mesa que siempre se agradece. He jugado a muchas cosas, pero las siguientes son novedad (sin olvidar estupendas partidas a Trickerion, Anacrony, Schyte, Luis XIV, Hansa, Notre Dame, Troyes (muy buena la expansión) y otros...)

Los estrenos del verano han sido los siguientes:


Curioso juego ambientado en le desierto en el cual debes ir colocando trabajadores de forma matemática para obtener las combinaciones que más beneficio te dan e ir puntuando. Es muy abstracto pero la temático y el diseño quedan muy bien y resulta agradable y sobre todo entretenido de jugar.


Los componentes son adecuados y el sistema de juego es original, sobre todo mezclado con las habilidades especiales que te dan las cartas que puedes ir consiguiendo. Un juego de pensar, no muy duro, pero que tiene mucha más miga que lo que parece al principio.

El siguiente también se nos sitúa en el desierto, esta vez en Egipto:


Curios juego de subastas ambientado en Egipto en dónde debes ir apostando en diferentes mercados para obtener cartas que combinan para obtener puntos. Mucha interacción entre jugadores (y puñaladas traperas por la espalda...), rápido y divertido.


Cada mercado tiene sus propias reglas de cierre y se van alternando entre abiertos y cerrados por lo que cada partida es distinta a la anterior en función del orden en que se ejecutan los mercados. Curioso y divertido.

El siguiente es más sesudo:



Juego duro de narices del señor Lacerda que haciendo honor a su estilo nos presenta una gestión de recursos de las duras de verdad. El juego nos sumerge en el mundo de las galerías de arte en el cual debemos comprar obras de arte de artistas, para luego promocionarlos y tras hacerse famosos vender sus obras.


Apabullante en cuanto a tablero y componentes (y precio obviamente....) presenta multitud de posibilidades y acciones posible así como una inmensa cantidad de material disponible en el juego, todo ello muy cuidado y al más alto nivel. Eso sí, lo pagas y bien pagado y no es un juego para jugadores casuales, es muy duro... una partida al año no hace daño pero más puede ser peligroso para tu cerebro.

Como no todo puede ser juego duro, de vez en cuando se agradece algún filler rápido y divertido y el siguiente lo cumple con creces:


Presentado en una caja metálica pequeña, con unas pocas cartas y marcadores en forma de caramelos de menta, nos encontramos ante un juego muy gracioso de cartas con acciones muy rápidas y sencillas en el cual debemos ir consiguiendo puntos a base de adquirir y usar edificios.


Filler divertido y recomendable.

Otro que tenía ganas de probar era el famoso juego de las vacas:



Juego muy afamado en el cual debemos transportar vacas a lo largo de los EEUU para venderlas en los mercados y sacarles beneficios. La temática está muy lograda pero al final es un juego más de gestionar recursos y optimizar rutas para llegar lo antes posible con la mayor ventaja posible. No obstante, es un buen juego aunque tal vez algo exagerado su éxito (en mi humilde opinión...).


Otro que le tenía ganas desde que me lo traje de Essen:


Juego que nos mete de lleno en la gestión del museo de Pergamon en el cual debes escavar para obtener piezas arqueológicas y exponerlas en el museo para obtener visitantes que las vean. Presenta elementos de interés con una subasta curiosa a la hora de disponer de fondos y un sistema de elección y exposición curioso y divertido. Juego sencillo pero que te hace pasar un buen rato.


Y por último otro estreno de Essen (que ta tocaba también...):


En este juego debemos recorrer los EEUU para encontrar el paso hasta el Pacífico como hicieron los afamados aventureros. Para ello disponemos de una serie de indios que nos ayudan realizando acciones y una serie de ayudantes que con sus habilidades especiales nos ayudan a poder ir avanzando a base de obtener los recursos necesarios.


Los materiales están bastante bien y la partida es divertida (tal vez algo larga sobre todo si no dominas las mecánicas) pero no se hace pesada en modo alguno. Además está muy bien documentado históricamente hablando y el diseño es agradable. Un buen juego de gestión de recursos sin más pretensiones.

Y alguno más me dejo pero se me pasó hacer fotos.... a la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario